Buscar

De teatralidades tabasqueñas y buzón de quejas.

Probablemente una de las mejores cosas que puedan sucederle a las personas que hacemos teatro en Tabasco es que exista una Muestra con las dimensiones y condiciones que éste tiene. La gran pregunta que me hago en este momento del evento es, ¿por qué sólo transmitirlas por Facebook? ¿Qué no el Estado tiene una televisora que bien pudo programar estas obras para que más personas se acercasen a algo medianamente parecido al teatro aunque con look de cortometraje? Sería muy buen replantearlo en ese sentido.


En fin, es probable que no exista un Estado omnipotente y, mucho menos, preocupado por la cultura y las artes. Por algo en otros Estados convocatorias de este tipo se lanzaron desde Marzo y no se esperaron a que ya casi se acabe el año.

Ahí está.

Grupo: Salvador Alpuín y Beatriz Bonfil

Obra: Ahí está

Autor: Salvador Alpuín

Dirección: Salvador Alpuín

Lo bueno....

Originario de Comalcalco, Tabasco, algo que destaca mucho de esta obra es justamente el regreso a los escenarios estatales (porque lo hemos visto haciendo varias cosas en varios municipios pero nunca en los de representación Estatal) del Maestro Salvador Alpuín, quien cumple ya más de 50 años de trayectoria haciendo teatro y nos demuestra, de principio a fin, que su trabajo está verdaderamente enfocado al teatro como herramienta a disposición de la sociedad, que es algo que, además, deja muy claro durante la media hora que dura el número.


Y en ese sentido es, además, muy nostálgico escucharlo hablar de un Tabasco que fue, que no es y que, al parecer, no volverá, porque ya no hay políticos que se preocupen legítimamente por desarrollo artístico y cultural de la entidad y que, en su sentido social, las agrupaciones viven en eternas discusiones que terminan en nada. Quizás por eso el maestro se ha mantenido al margen de todo eso, pero, sobre todo, dice una verdad tremenda: que ha entrado a este concurso porque necesita el dinero. ¡Qué acto tan honesto! Se nota una verdad a kilómetros de distancia, pues en este confinamiento los artistas (un grupo igual de vulnerable que muchos otros que no cuentan con seguridad social) fuimos los primeros en parar actividades y seremos los últimos en volver.


Bello es, en este trabajo, simplemente oírlo hablar de ese Tabasco en el que todos pensamos, pero del que muy pocos hablan por miedo a represalias (por no decir que miedo a que no les den una beca o estímulo).

Lo malo....


Por momentos, se vuelve muy repetitivo sobre los mismos asuntos del teatro y del arte y se torna, más que en una crítica político-social, en una ficha autobiográfica del Maestro Alpuín. Pareciera, en este punto particular, una llamada de atención para que alguien voltee a ver a los artistas que han educado a otras muchas generaciones y que están quedando en el olvido. Pero a veces la sutileza funciona mucho mejor en el ejercicio teatral.


No ayuda mucho el trabajo de Beatriz Bonfil, no abona a la escena y parece más que está ahí bien por pretexto simple o bien por capricho de quien dirige. Le falta mucha presencia escénica, pues se queda muy plana en sus intenciones e incluso, si uno no anda muy pendiente, ni nota que está ahí porque el Maestro se la come por completo en escena. Quizás hubiera funcionado mucho mejor como monólogo que como diálogo cruzado.


La dirección de cámaras es por demás terrible y los paneos eran muy innecesarios porque el trazo con el que inicia la obra es torpe y no abona mucho a la construcción de la escena. Bien pudo estar el teatrero sentado en el escritorio mientras hablaba por teléfono porque sólo en otros dos momentos se mueve hacia los sofás de los extremos (motivos por los cuales se realizan estos paneos). Y justo, así como se comentó con la obra anterior, ésta también presenta un corte a la mitad del cuadro que los actores pudieron haber resuelto en escena.

La moraleja...

Es notable la sabiduría sobre teatro del Maestro Alpuín, tanto que me obliga a pensar en aquellos años en que tenía que hacer mi Trabajo de Fin de Máster y, justamente, encontrar fuentes que me hablaran del teatro en Tabasco desde sus orígenes fue la cosa más complicada, por no decir que no encontré ninguna ni en la biblioteca del Estado. Sería muy bueno aprovechar esa sabiduría y construir un legado bibliográfico con lo que saben él y otras muchas personas más en este Estado que parece querer olvidar sus orígenes.


¿No has visto la obra? Vela aquí:

AHÍ ESTÁ


La invitación:



Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Tabasco Al Teatro, 2020

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now