Buscar

De títeres y reciclaje.

Decían el algún momento las maestras del 1er Diplomado de Dramaturgia para Jóvenes Públicos que la de la infancia es una historia de la que poco se habla, de la que poco se ha documentado y de la que deberíamos todxs estar atentxs. Más en estos momentos de Pandemia, en que son los más afectados al limitarles la vida sin prejuicios y sin límites que deberían tener en la "vieja" normalidad. ¿Se acuerdan que hubo antes en Tabasco un Festival de para niñas, niños y jóvenes? Ojalá se retomara.


Y vuelve la polémica, ¿por qué no apareció esta obra en la programación, aunque sí en los resultados de la convocatoria?.

El coronabicho y yo

Grupo: Palíndromo Creativos

Obra: El coronabicho y yo

Autor: Adriana Calvo

Dirección: Alejandro de la Cruz

Lo bueno....

Justo de estas infancias olvidadas, se agradece que se tome en cuenta a las niñas y niños para hacer esta obra que, además, tiene varios valores interesantes. De entrada, y fundamental, que sea dirigida para el público infantil (cosa muy difícil de ver ahora si no es por el Programa Nacional de Teatro Escolar).


Además, los títeres fueron elaborados con materiales reciclados (destaco el cubrebocas de tapita) y el espacio nos recuerda a los carruseles de teatro que antes se hacían el el Teatro Esperanza Iris, presentándonos tres espacios distintos para hablarla a los infantes sobre la crisis sanitaria que estamos atravesando ahora y, además, darnos un mensaje hacia el cuidado del medio ambiente, que parece la línea temática de esta puesta en cámara.


En fin, que tiene un alma pura de niña esta obra.

Lo malo....


Sin embargo, hay varias consideraciones que debieron tener en cuenta a la hora de realizar este montaje en el que varios de ellos son de carácter técnico.


Como primer punto, mencionaría que la música utilizada para las transiciones escénicas tienen la característica marca de agua que la empresa Audio Jungle utiliza justamente para evitar que usen algo de su biblioteca sonora sin que se pague por ella. De nuevo el tema de invertir $100 pesos por recibir otros $20 mil a cambio, como lo marca esta convocatoria, no creo que sea muy significativo.


El audio de la radio, además de entrar encimada con el diálogo de la actriz, es poco comprensible, quizás por el eco del lugar en el que fue grabada la obra de titeres y a esto sumarle que, con la cámara (o el celular) en autofocus el lente está en constante rectificación del foco y, aunque es un detalle muy simple, es un distractor que, usando un tripié, y una toma fija, puedo haber sido enfocado de forma manual, que ya hasta los celulares utilizan esa tecnología.


En lo performativo, si bien los personajes son lindos, carecen de personalidad. Por un momento decidí cerrar los ojos y no era posible distinguir entre las voces de Mafer, Antonio y hasta del Coronabicho. CEUVOZ tiene ahora la posibilidad de que se tomen cursos en línea, sólo por sugerir algo.

La moraleja...

Los de Palíndromo Creativos son los mismos que han formado Teatro Naay, la segunda alternativa de teatro corto en Tabasco y que son coherentes con sus valores: siempre veremos un espacio para reciclar tapitas en sus instalaciones y siempre apoyando a los Doctores de la risa. Queda la pregunta del inicio: ¿por qué salió de programación y luego metieron su trabajo en un horario poco común para esta muestra?


¿No has visto la obra? Vela aquí:

EL CORONABICHO Y YO


La invitación:


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Tabasco Al Teatro, 2020

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now