Las pesadillas de Paco

August 13, 2018

Para nadie es secreto que 'De pinta al teatro' (que además tuvo dos veces consecutivas el Programa Nacional de Teatro Escolar) participó en dicho programa con esta obra de Carlos Corona y que estrenaron a finales de 2017, dando cerca de 60 funciones a estudiantes principalmente de primaria, por lo que se puede hablar de una puesta bastante trabajada a la que hoy le toca.

Grupo: De pinta al teatro

Obra: Los sueños de Paco

Autor: Carlos Corona

Dirección: Igor Seva Conde

 

Lo bueno...

 

Me parece que lo mejor logrado de este montaje es el desenvolvimiento escénico que tiene Fernando Palma en el personaje de Paco, como tendría que ser porque es el principal y quien debe ser el punto de atención de la obra, pero no sólo porque el texto así lo marque, sino que logra éste una conexión muy particular con el público infantil, que supo responder a sus peticiones genuinamente y sin paleros. Hay una fe escénica evidente y está claramente soportado a pesar de los elementos que lo rodean y probablemente debió prestar un poco más de atención a su musicalidad, pues al final de la obra canta y pese a que su personaje tiene 11 años, no significa que no pueda estar entonado. Al final, bueno, eso es algo menor.

 

Como tal, y en consecuencia al trabajo de Palma, los muchos niños que asistieron a la función de anoche sí la disfrutaron y uno como adulto también disfrutó que los niños disfrutaran, a fin de cuentas es su público meta.

 

Lo malo...

 

Desde mi particular punto de vista, esta obra es la que probablemente no debió entrar a la Muestra Estatal de Teatro por una razón muy sencilla: por ser la depositaria de la última edición del Programa Nacional de Teatro Escolar, por lo que en tema de producción, fue una obra con muchos más recursos que la media estatal que apenas hace teatro con muy pocos recursos que en la mayoría de los casos no llega ni a los $10,000 pesos de inversión, pero bueno, no deja de ser un trabajo que forma parte de los colectivos de teatro.

 

El problema ahí es ese también, pues no logro comprender (y lo digo con conocimiento de causa porque me tocó producir la primera emisión de Teatro Escolar en Tabasco con 'Valentina y la sombra del diablo') cómo es que con tanto dinero, se vea una producción tan pobre con mamparas con rueditas como si fueran a hacer una exposición de primaria, El vestuario de casi todos los personajes que producía Paco en sus sueños parecía sacado de una ferretería o cuarto de lavado, empezando por la horrible manta que era Edredona y estas armaduras recicladas en la batalla de pirulíes hechas con cartones de quién sabe qué refrigerador. Ni hablar tampoco de los títeres, que parecían de un mal programa de TVT. En fin que parecía que la obra les costó menos de $10,000 pesos, probablemente diez.

 

De igual forma, las transiciones con todos estos movimientos que había para pasar de una escena a otra no eran del todo limpias, de momento parecía que incluso se tropezaban porque daba la sensación de que no se pensó mucho en cómo tener diferentes espacios en uno solo (economía de la escena) y por lo tanto pareciera que salían y entraban en personaje en muchísimos momentos. Siento que pudo haberse resuelto de otro modo aunque ya lo hecho, hecho está.

 

La moraleja...

 

Habrá que ver, tras el veredicto final, qué tanto influye ser parte de Teatro Escolar a la hora de calificar este proyecto y creo que en una lucha por estar en igualdad de condiciones, las obras concluyentes del Programa Nacional de Teatro Escolar no deberían de participar y queda sobre la mesa para ser una de las restricciones que de por si ya varias se saltaron.

Please reload

Featured Posts

Carta a Gaby Marí

December 7, 2015

1/2
Please reload

Recent Posts

August 13, 2018