¡Sacúdelo que tiene arena!

August 12, 2018

Desde hace ya algún tiempo, Traspunte Serendipia estrena en Villahermosa una de las obras más repetidas a nivel nacional y que ayer le tocó turno en la Muestra Estatal de Teatro 2018. De lo que hoy nos toca hablar es, justamente, de las arenosas mujeres de Laura Vidal y Humberto Robles que por ahí en algún lugar de Facebook ya le dieron como la ganadora.

Grupo: Traspunte Serendipia

Obra: Mujeres de arena

Autor: Humberto Robles

Dirección: Laura Vidal Reyes

 

Lo bueno...

 

Ciertamente esta obra tiene grandes aciertos y probablemente el que más destacó anoche fue la iluminación, que estuvo a cargo de Liz Ricardez. Ese toque distintivo apoyado por el ciclorama blanco permitía que el espectador entrara y de primera vista se enfrentara a un enorme panteón en una noche oscura por definición, a pesar de que en ciertos momentos se salían de ésta.

 

Los vestidos funcionales de las mujeres de arena, tenían un balance de colores adecuado y nos recordaba justamente a la arena que en una suerte de diseño funcionaban también como telas que oprimían a una de las actrices y que restaba movilidad justamente para acentuar esa parte del texto.

 

Para mi gusto muy particular, y hasta lo que hemos visto de la Muestra, me parece que es aquí donde podremos encontrar a la mejor actriz. Aunque desconozco su trayectoria, me parece muy genuina la forma de matizar que tiene Giascara Carrillo, que sí se permitió jugar con diferentes tonalidades y colores en su voz para no darle vida a una mujer sino a otras varias en diferentes momentos de la puesta en escena.

 

Sin duda aquí podemos ver el trabajo largo y tendido que ha tenido en estos años Laura Vidal, en un montaje que resulta por demás acertado.

 

Lo malo...

 

Dicen por ahí que la musicalidad debe prevalecer de una u otra forma en toda la obra pero en este punto sí exageraron porque esa melodía de pianito alegre de fondo lejos de acentuar el posible dramatismo de la escena, definitivamente distraía muchísimo, haciendo que su constante repetitiva hiciera monótono el asunto. Vamos, que era demasiado alegre para una temática bastante gris.

 

Probablemente, el texto ya no tenga tampoco la relevancia que tuvo cuando fue estrenada, pues ya no es Ciudad Juárez la ciudad con el más alto índice de feminicidios en México y, por más está decir, dentro de su narraturgia parece más ser un panfleto feminista que no ha pasado por un proceso de actualización. 

 

El último punto malo, debo decir, es la evidente falta de tonalidades y colores en la voz de Fernando Salazar, que pese a su larga experiencia en los escenarios tabasqueños, sigue sonando como el Tizoc de Pedro Infante y no nos regala un reto interpretativo.

 

La moraleja...

 

Sin duda con tantos elementos buenos en esta obra, podemos decir que la Muestra Estatal de Teatro 2018 sí tiene su nivel, salvo contadas excepciones, y me parece que el trabajo de este grupo de teatro puede darnos varias sorpresas cuando se dé el resultado final, a no ser que el jurado decida que el texto está ya más usado que la Constitución.

Please reload

Featured Posts

Carta a Gaby Marí

December 7, 2015

1/2
Please reload

Recent Posts

August 13, 2018