A-nal-fa-be-washuwashu o tratar de descifrar lo que dijo el hada.

August 11, 2018

Unas horas después de la función de "¿Y después, y después, y después?" me pidieron ser igual de severo con todas las obras tras el desastre de la primera función de la muestra. Estuve de acuerdo.

 

Ahora me cuesta trabajo pensar en que lo que diré a continuación pueda verse como algo ecuánime o algo que ponga verdaderamente en tela de juicio el trabajo de Cayuco Teatro... Pero me es imposible... Y por eso aquí les dejo mi pensar o sentir sobre la presentación de la segunda obra de la Muestra Estatal de Teatro Tabasco 2018:

 

 

 

Grupo: Cayuco Teatro

Obra: ¿Y después, y después, y después?

Autor: Otto Minera

Dirección: Raúl Batalla

 

Lo bueno...

 

Ya tenían varias funciones dadas con esta obra y es un texto bien logrado; saca a los niños de la butaca y las lleva a un mundo interesante lejos del analfabetismo y cerca de este amor a la literatura. Bien por la elección del texto. Es, además, es la primera obra de esta muestra que tiene un claro esquema de producción alrededor de la máscara (raro en este Estado del país). Su constancia da soporte y solidez a la obra.

 

La dirección de Raúl Batalla es uno de los grandes aciertos, puesto que este dinosaurio del teatro en Tabasco sabe lo que hace y de eso no queda ninguna duda y seguro por eso es  (su grupo) el depositario actual del Programa Nacional de Teatro Escolar con  'El viaje de Ulises' (shoteadísimo ya a nivel nacional).

 

Ambas actuaciones son plausibles, hacen un gran trabajo que conecta con el público infantil y esa es la función principal del teatro.

 

Lo malo....

 

La máscara opacaba la voz de Gustavo Morales, quien, además, tenía el reto de superar y generar algo diferente a lo realizado por Miguel Ángel Ortiz Kino. Ambos trabajos son plausibles e interesantes y nos recuerdan que nadie es indispensable para el teatro; pero definitivamente nos quedamos con el segundo. No era audible ni comprensible lo que Gustavo decía al principio de la obra ni cuando toma el rol de hada. Nos enteramos de lo que dice por su coprotagónico femenino.

 

No es la gran propuesta de iluminación, pero la hay... Leve, pero la hay aunque se prestaba para mucho más. 

 

Siendo un grupo de teatro CERO amateur, uno esperaría mucho más de lo que ya ha presentado pese al resultado que obtiene con el público (son los primeros en tener fila en la entrada).

 

La moraleja...

 

No hay mucho que decir: Al césar lo que es del césar y Cayuco Teatro tiene muchos elementos para ganarse la simpatía del público. Un servidor rió como cada vez que ve este montaje y pese a las deficiencias interpretativas del elenco, es una propuesta que no es fácil de superar porque comprendieron a perfección el público meta.

Please reload

Featured Posts

Carta a Gaby Marí

December 7, 2015

1/2
Please reload

Recent Posts

August 13, 2018