El guiverno o de cómo nos acordaremos por siempre del escupitajo.

August 10, 2018

Pues ayer dio inicio, finalmente, la Muestra Estatal de Teatro Tabasco 2018 y creo que todos teníamos diferentes expectativas al respecto de lo que podría pasar con la obra que abriera este 'certamen'. A lo que te truje, Tencha, dirían por ahí, para mostrar lo bueno, lo malo y lo que hay que analizar de este primer trabajo presentado que, de paso sea dicho, es de un grupo naciente y amateur.

 

 

Grupo: Rebambaramba Teatro

Obra: El Guiverno

Autor: Vicente Gómez Montero

Dirección: Edmundo Juárez

 

Lo bueno....

 

Siendo un texto de Vicente Gómez Montero, es muy fácil encontrar las usuales alegorías fantásticas que le han dado una personalidad y voz propia a este autor que, lejos de ser un estimado amigo, es una de las plumas más geniales que se hayan cosechado en el Tabasco contemporáneo y este trabajo no es la excepción, muy a pesar de que sea un texto que no fue pensado para teatro, sino para cuento, como él mismo lo afirma. En ese sentido, la anécdota de este humano que en su búsqueda por sí mismo termina sacando lo peor de él y probablemente plantee justamente lo horrorosa que puede llegar a ser nuestra especie sin que uno mismo se dé cuenta. Por lo tanto, la selección de este texto, de entrada, es un gran logro, quizás la mejor elección, que este grupo tuvo.

 

Lo malo....

 

Es notoria la inexperiencia en todos los sentidos. Desde que la sombra entra al escenario (que además tuvo que ser aforado), parece que esta actriz no tuviera conciencia del espacio en el que estaba trabajando, pues su andar era titubeante y en ese sentido el trabajo del director es notablemente malo al no poder corregir a su actriz cuando debió serlo. Una voz por demás nasal que, aunque breve, llegaba a fatigar por su monotonía.

 

Visualmente, la propuesta deja muchísimo que desear, con una cabeza de dragón que parecieran los restos de una piñata con un poco de brillantina encima y una falta de conciencia de los propios objetos que había en el escenario me hacen pensar en el poco rigor que hubo en la selección de las obras participantes. Recordemos que de aquí sale la obra que representará a Tabasco en la Muestra Regional de Teatro de la Zona Sur rumbo a la Muestra Nacional de Teatro.

 

Me quedé esperando a que algo mágico sucediera con la iluminación. La obra se prestaba por su tono de fantasía lúgubre. Pero la verdad es que no hubo propuesta y en vez de crear atmósferas con los dos puentes de luces y el montón de pares led con los que cuenta ese teatro, simplemente se iluminaron espacios (aunque olvidó el pasillo que divide al patio de butacas del escenario y sí que lo utilizó). ¡Ah, pero hubo un oscuro! Uno muy largo, debo decir, que además llamaba la atención por la lucecita azul del foco de la boca del guiverno.

 

El protagonista, quien además es el mismo director de la obra, tampoco era consiente en su propia ejecución del espacio y mucho menos de lo que estaba haciendo y ya casi al final de la obra un miembro del público fue víctima de un escupitajo que si de por sí era innecesario, fue un momento generalizado en el que todo el público exclamó de preocupación por la persona que fuera acreedora del siniestro acto. Un servidor agradeció a la casualidad no haberse sentado en la primera fila.

 

La moraleja...

 

El teatro es un arte que debe respetarse siempre. Estoy de acuerdo en que su fin histórico principal es el de entretener al público, pero de ahí a que se convierta en un ejercicio lucrativo resuelto en Modatelas. En otras palabras: al pan, pan, al vino, vino, y al teatro, teatro, por favor.

Please reload

Featured Posts

Carta a Gaby Marí

December 7, 2015

1/2
Please reload

Recent Posts

August 13, 2018