Día 2: Realmente el 1

November 14, 2015

Es realmente el día 1 porque fue el primer acercamiento con el objetivo de nuestra beca: ERI, Clínica, Congreso. Creo que todos esperábamos más el hecho de ver puestas en escena pero en fin, nada es perfecto y todo perfectible.

 

En ese sentido, a pesar de las pocas horas de sueño, disfruté las reflexiones en el ERI, unas que inevitablemente me evocaron a momentos de la vida en mi familia y otros que me divirtieron por su compleja simplicidad: el mapa alegórico me pareció algo extraño pero divinamente atractivo y funcional tanto desde la crítica como desde el mero entretenimiento.

 

 

 

La clínica con Campos de ruina fue de las cosas más interesantes porque me permitió compartir un tema familiar que sucedió este año y que por respeto a esa privacidad que mis padres han impuesto sobre el tema no mencionaré aquí pero que me ayudó a comprender mejor el tema de las desapariciones de personas jóvenes en nuestro país a pesar de que en Tabasco se da más el crimen pasional que una desaparición como tal. Ese momento expandió mi mente. Agradecí recordar que en México, aunque lo neguemos tanto y que esto forme nuestra apatía, los jóvenes somos todos vulnerables y la sociedad es indiferente. Fue una bella reflexión que entre grupos representamos de diversas formas. Todas válidas, todas plausibles.

 

Luego nos perdimos con lo de Fernando Moguel y ni sabíamos si ibamos a poder ver 'Los grandes muertos'. Sépanlo, su servidor trabajó en 'El demonio chino' y fue una experiencia que hasta hoy sigue moviendo fibras muy sensibles de mi ser porque fue maravilloso. Ver montadas las obras que antecedieron a nuestro montaje realizado por teatristas y teatreros entusiastas del sur fue simplemente maravilloso. Una felicitación con todo mi cariño, respeto y admiración al maestro José Caballero y a la maestra Gina Stpenanenko por ese momento tan rico. Fue un honor ser su aprendiz por poco tiempo y un regalo maravilloso poderlos saludar hoy.

 

 

De ahí, al Ágora. Pensé que sería malo, pensé que no tendría resultado, pensé mal. Me trago mis pensamientos. Ahora ya tengo propuesta para escribir en Teatro Mexicano y también encontramos Diana y yo la motivación que nos hacía falta para tratar de vincular a Tabasco con el resto del país y dejar de ser el penúltimo lugar en expresión teatral y marcar un momento en el desarrollo artístico del estado que tanto amamos porque es nuestro hogar. Las ideas surgen desde Sonora para crear un movimiento de colaboración local a partir de una idea extraña para Tabasco por, de nuevo, la geografía de México. Sin embargo, existen posibilidades de hacer teatro breve en Tabasco y regionalizar, buscar identidad a través de la dramaturgia: las primeras pulsiones, la idea inconclusa, las ganas de hacernos notar.

 

Ahora me parece un espacio indispensable para la reflexión incluso más importante que el ERI, porque deja de ser institucional y ataca directamente las inquietudes de ese país y de esa comunidad teatral que no es el Distrito Federal y eso me agrada de sobremanera.

Please reload

Featured Posts

Carta a Gaby Marí

December 7, 2015

1/2
Please reload

Recent Posts